martes, 22 de julio de 2008

Object trouvé



De vuelta de vacaciones en Cerdeña. Una isla magnífica, en todos los sentidos. Podría hablarles de sus calas de ensueño, de sus nuraghes (construcciones de piedra que harían las delicias de Brunelleschi), de su magnífico y tupido paisaje mediterráneo o de sus hermosas ciudades... Pero quiero simplemente rendir homenaje en este post a esta sombrilla de playa, un objeto sobrio y de dudoso gusto estético pero extraordinariamente económico (4'5 € en el Auchan de Olbia, capital de la Costa Esmeralda, precisamente aquí:

), que nos cobijó bajo el sol y el viento -a veces- desapacible de la isla. Quisimos llevarla con nosotros a España, pero las leyes implacables de la aviación internacional desconocen las afecciones y ternezas del corazón. Finalmente la dejamos sobre uno de los bancos que rodean el aeropuerto, a libre disposición del visitante. Ojalá tenga suerte.