jueves, 20 de agosto de 2009

Mercadona, Mer-ca-do-na...

Murcia en agosto es un desierto. Un desierto donde los espejismos tienen forma de edificios, calles vacías y carteles que dicen CERRADO POR VACACIONES. Lo bueno de conducir por un desierto es que uno puede aparcar donde quiera. Por ejemplo, en la puerta de un Mercadona, ese oasis donde abastecerse y sentirse rodeado, al fin, de un puñado de semejantes. Procuro ir al Mercadona con cualquier excusa. Para comprar una botella de ron blanco, para comprar pilas (procuro equivocarme de tamaño para tener que regresar a devolverlas y llevarme otras)... Me encanta esa voz que a través de la megafonía tararea eso de Mercadona, Mer-ca-do-na. Lo repito en la caja, lo repito de camino al coche. Estos días suena mejor que Cabo San Roque o Christina Rosenvinge. Es la melodía con la que uno esperaría que le abrieran las puertas del paraíso. C'mon everybody:

Mercadona, Mer-ca-do-na...

8 comentarios:

JOROBAR dijo...

malo, muy malo. Creo que no tenias quehaber dejado nunca el DYC amigo.

Irosvamp dijo...

la canción del verano...

Odio MERCADONA. Ahora que, es imposible no cantar la dichosita canción. Y menos quitársela de la cabeza.

Un saludo

hautor dijo...

Luego conocí cosas mejores, Jorobar. Tienes que comprenderlo.

gerion dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gerion dijo...

“TODO EL TERRENO SOCIAL, MOLDEADO POR LA ALIENACIÓN, LLEGA A SER EN CADA UNA DE SUS PARTES UN NUEVO TERRENO DE LUCHA POR LA DESALIENACIÓN” (Internacional Situacionista).

“(…) El urbanismo es la conquista del entorno natural y humano por parte de un capitalismo que, al desarrollarse según la lógica de la dominación absoluta, puede y debe ahora reconstruir la totalidad del espacio como su propio decorado.” (Guy Debord)

Hay que procurar NO perder la perspectiva. Un saludo.

hautor dijo...

Oye, Gerión, no sé por qué no ha aparecido uno de tus comentarios, que sin embargo sí me han llegado al correo. Lo copio a continuación:

"Aun a riesgo de equivocarme. Aun a riesgo de tomarme las cosas demasiado en serio. Aun a riesgo de demostrar que en realidad no entiendo nada, me aventuro a mostrar mi más absoluta perplejidad. Vale que exista sentido de la ironía. Vale que los textos haya que saber leerlos entre líneas. Vale que las cosas no deben de tomarse tan en serio, ni han de interpretarse al pié de la letra. Pero no. Un rotundo NO. No me gusta perder la perspectiva, ni que me la hagan perder. No me gusta perder el tiempo, ni que me lo hagan perder. Es mejor no escribir nada, que escribir por escribir.

Como señalara en su día algún situacionista (¿quién se acuerda ya de ellos y de ellas?): “Todo terreno social, moldeado por la alienación, llega a ser en cada una de sus partes un nuevo terreno de lucha por la desalienación”.

Por dar una vuelta de rosca más:

“(…) El urbanismo es la conquista del entorno natural y humano por parte de un capitalismo que, al desarrollarse según la lógica de la dominación absoluta, puede y debe ahora reconquistar la totalidad del espacio como su propio decorado.” (Guy Debord)

No se si se me entiende (pero a mí también, de vez en cuando, me cuesta entender algunas cosas). Tanta modernidad y posmodernidad, llega un momento que se me indigesta.

Un saludo.

P.D. Con todos mis respetos para Christina Rosenvinge. "

África dijo...

la canción de Mercadona nos ha hecho olvidar el super-temazo de los super-mercados:"Lidl,mejor precio y calidad"
Quién compone estos hits?

hautor dijo...

Los poetas,¨África. Los poetas tienen la culpa de todo.