lunes, 29 de octubre de 2007

El último viaje de Mailer Daimon

Merece la pena detenerse un poco en la noticia de los españoles retenidos en Chad, tripulación de un avión que pretendía llevar a Francia a un nutrido grupo de huerfanitos africanos. La ONG francesa encargada de llevar a cabo tan filantrópica tarea responde al nombre de Arca de Zoé. Ahora descubrimos, gracias al imprevisto de que el gobierno de ese país tome cartas en el asunto, que ninguno de esos niños era huérfano y que bajo la filantrópica labor de la ONG se esconde un turbio negocio (muchos de los padres adoptivos ya habían satisfecho cantidades importantes de dinero por adelantado). Dejando aparte que, siempre según el presidente del Chad, hay europeos que se dedican al tráfico de niños africanos para satisfacer los extravagantes apetitos sexuales de hombres dispuestos a pagar por ello lo que sea. Todo esto me recuerda a la estupenda novela de Domenico Chiappe "Entrevista a Mailer Daimon" (una distopía en la que el mundo ha caído bajo el influjo de una extraña organización no gubernamental que aúna los más altos ideales con la perversión más refinada, algo así como la doblelengua de 1984).

No pretendo decir que las ONG's no cumplan una tarea importante, sino que es preciso permanecer atentos a ella, ya que bajo los más excelsos ideales pueden camuflarse los negocios más turbios (quién iba a pensar que...). Las ONG's no son sino una secularización de la beneficencia religiosa. Y eso no es malo. Pero no hay que olvidar que bajo el auspicio de la Iglesia se cometieron desmanes que sonrojarían a más de un oficial de la Schultz Staffen.