domingo, 18 de enero de 2009

El augur libros

Bueno, ya pasó lo más duro de la gira 'Nuevo talento'. Fue duro, pero mereció la pena. Gracias a todos los que pasaron por alguna de las presentaciones. Y gracias sobre todo a los presentadores, a Manuel Vilas, a Diego Sánchez Aguilar, a Antonio Aguilar, a Juan Francisco Ferré, a Alejandro Luque... Gracias también a Antón Castro (por sus Borradores), a Jose Antonio Martínez Muñoz (él sabe por qué), a Virginia (por la pieza del monte Fuji), A Camilo (y su pistola de rayos poéticos), a Antonio (deseando estoy verte hacer de Tejero)...

Pero bueno, a lo que venía este post era para felicitarnos por el nacimiento de esta nueva editorial, dirigida y editada por el poeta Óscar Curieses y por Juan Antonio Núñez Cortés. De momento, para empezar, nos dejan estas tres magníficas propuestas, a cuál más interesante. Clásicos contemporáneos y no contemporáneos con una edición cuidada. Los lectores estamos de enhorabueba.



5 comentarios:

José Almeida dijo...

De nuevo por los madriles...

¿Qué tal te han tratado por mi tierra?

hautor dijo...

Muy bien, en todas partes. Y tu tierra no fue una excepción, ni mucho menos. Sevilla es cojonuda. Ese pedazo de oloroso semiseco y esa morcilla de hígado. Todavía me ando relamiendo.

Camilo de Ory dijo...

Me pasa lo mismo que a ti: se me ha borrado media noche; de hecho, no recuerdo en qué momento nos despedimos. Lo último que se me grabó en la memoria con relativa nitidez es el óbito o deceso de la pistola, que se quedó para siempre en la barra del bar. El bebedizo negro también era nuevo para mí, creo que fue una aportación de Antonio. Tenía un nombre hitleriano y amenazador que anticipaba noblemente sus efectos, pero a ver quién se acuerda ahora.

A ver si encontramos la ocasión y lo repetimos: si logramos recordar otra media noche, ya tendremos una noche completa. Entre tanto, un abrazo y a mandar (correos electrónicos y afines),

Camilo

Sólo digo una cosa dijo...

Para ser exactos:

35º 21’38.08’’N 138º 43’48.33’’E

… y un poco de cielo


Besos,

Virginia

hautor dijo...

Muy bien elegida, Virginia. Espero que no lo tuvieses en el salón de casa. Aunque, al menos, sabes quién tiene la pieza que falta.

Besos de vuelta.