jueves, 5 de febrero de 2009

Sucesión divergente de iteradas (o cómo el sueño de la telecomunicación produce monstruos)

He aquí un ejemplo de cómo un hecho real, triturado y difundido mil y una veces, puede llegar a culminar en el absurdo. Un ejemplo práctico de aquello que Baudrillard llamaba la desaparición de lo real.

Hace unas semanas...
1.- Nieva en Madrid. Un hecho natural, espontáneo y absurdo, como todo lo que acontece en la naturaleza.
2.- Yo tengo que darme lavuelta porque no puedo llegar al trabajo. Frente a mí hay un coche con una matrícula muy literaria. Hay atasco a la vuelta, pero no me importa. Leo los sonetos de Shakespeare (bartleby, 2009) y escucho a Cristina Rosenvinge (Tu labio superior).

3.-Ana Botella dice que es invierno y que nieva.
4.-Barajas se colapsa.
5.-El gobierno regional le echa la culpa al gobierno nacional.
6.-El gobierno nacional le echa la culpa al gobierno regional.
7.-Alguien dice que falló la predicción meteorológica.
8.-Ayer: aviso de nevadas. No nieva.
9.-Hoy: aviso de nevadas. No nieva.
10.-Partidazo de Gasol.

4 comentarios:

luna dijo...

Gasol de las Nieves y de las Santas Formas.

luna dijo...

Letra muda y paginas en blanco.

hautor dijo...

Sí, eso es. Dos buenas metáforas de la muerte, me temo.

luna dijo...

te dije que lo de Raul finalmente es el 26, y el 27 lo de Luna?

:)