miércoles, 20 de mayo de 2009

Gemelos fantasma ó 1+1=1

Ayer leí, entre fascinado y atónito, la siguiente noticia en El País. Que uno de cada ocho de nosotros haya compartido el útero materno con un gemelo me parece un asunto que no puede dejar de tener consecuencias antropológicas. Pienso en el manido tema literario del doble, en la gran cantidad de mitos donde uno de los dos gemelos ha de ser sacrificado para que se produzca el acto fundacional (de una ciudad, generalmente), pienso en el 'con' del que habla Sloterdijk en sus Esferas I... Muchos de nosotros hemos sido dos antes de poder ser uno. Deténganse un momento a meditar sobre ello. Y díganme que es lo que piensan al respecto.

6 comentarios:

luna dijo...

pienso en peleas de gallos utirinas

YO

noo Yooo!

Granito dijo...

"Dos no discuten si uno no quiere" se suele decir, supongo que cuando uno de los dos que habitan en uno decide no pelear vence y se queda solo.

Hache dijo...

¿Que qué pienso? Que seguimos siendo dos, aunque el otro no exista físicamente...habrá que mirarse más detenidamente al espejo.

hautor dijo...

Completamente de acuerdo contigo, hache.

Magda Díaz Morales dijo...

Si muchos de nosotros hemos sido dos antes de poder ser uno, ese gemelo fantasma tal vez está asimilado dentro de nosotros y desconocemos hasta dónde ello tiene consecuencias...

Es muy interesante el tema.

Atherida dijo...

Creo que, en nuestro caso (el de mi gemelo y yo), la evanescente fui yo. Eso explicaría por qué a veces no me hallo, por mucho que me busque. Cuando no me encuentro, me consuelo pensando que mi gemelo bienlogrado estará cumpliendo diligentemente nuestra misión en la vida, que, por cierto, no recuerdo cuál era...pero confío en él, a pesar de su terca manía de evanescerme siempre que puede.
Saludos.