lunes, 20 de octubre de 2008

Clic



He aquí un objeto que parece sacado del taller poético de Joan Brossa. Hay algo que a mi parecer relaciona el disparo fotográfico y el de un arma de fuego. Y no me refiero sólo al disparador, al 'clic' que delata al fotógrafo/cazador. Se trata de algo más. La búsqueda de la detención de un cuerpo (a través de la imagen, de un balazo). Hasta qué punto la fotografía y la caza no dejan de ser artes que culminan en una 'naturaleza muerta', con lo bello y lo terrible que -a un tiempo- eso implica.

4 comentarios:

dondiego dijo...

véase "Arrebato" de Zulueta

hautor dijo...

Festivamente, Dondiego. Ahí le has dao.

Tucuman 846 dijo...

No había intuido que una de mis preferidas aficiones pudiese ser tan funesta, pero es cierto que a veces esperamos agazapados, como cazadores, a la presa. Y hacemos click.

Anónimo dijo...

O "Blow up", de Antonioni