miércoles, 29 de julio de 2009

Gammagrafía ósea



Hoy estoy radiactivo. Literalmente. A las ocho y media de la mañana me han metido un chute de una solución de tecnecio (un elemento radiactivo) y me han mandado a beber mucho. Hasta las once y media. Luego me han tumbado (vuelta y vuelta) en un aparato que elaboraba una imagen de mi esqueleto a través de la radiación que emitía mi cuerpo (el tecnecio se pirra -literalmente- por los huesos). Me sentía una mezcla de Dr. Manhattan y de Jackson Pollock (expresionismo isotópico, podría llamarse esta nueva disciplina artística). Me han recomendado que, al menos por hoy, no me acerque ni a niños pequeños ni a mujeres embarazadas (no han dicho nada de gatitos ni de girasoles, aunque supongo que tampoco debiera tener tratos con estos seres delicados). Es difícil ser un superhéroe. Creo que me embarcaré en el primer vuelo hacia Marte.

5 comentarios:

luna dijo...

pasate antes por la luna y nos tomamos algo

JOROBAR dijo...

Si necesitas un chofer, me apunto.

Marie-Ange dijo...

¿Qué tal el viaje? ¿Hace calor? ¿Es bonito?

Dillinger dijo...

Me gustó mucho Click.

Tu blog también.

Un saludo de Dillinger.

hautor dijo...

Gracias por tu lectura, Dillinger.

Un saludo.