martes, 13 de mayo de 2008

El juego de las ciber-analogías

El tiempo libre me permite lucubrar artefactos técnico-poéticos como el siguiente.

Tómese un dirección de IP, por ejemplo, la mía: 62.174.113.27, y conviértasela en coordenadas terrestres. El resultado es el siguiente:
62,174-113,27

Introdúzcanse entonces esas coordenadas en google-earth, y obténgase entonces esta imagen sorprendente, un lugar recóndito de las Yellowknife wetlands, en Canadá. Algo así como los pantanos que rodean al "Lago del esclavo":



Las coordenadas anteriores corresponden a latitud norte y longitud oeste. Basta con escribir
62,174+113,27
para cambiar la longitud oeste por la este. Entonces uno es transportado a un lugar si cabe más recóndito que el anterior, en plena Siberia rusa. Échenle un vistazo si acaso no me creen:



Lo que más me llama la atención es el carácter desértico y -sobre todo- fractal de ambas imágenes. Cerca del segundo, encuentro una mina de diamantes que se llama Paz (Mir, en ruso). Les dejo una imagen de la mina:





Descubro asombrado, enlazando por ahí, que el territorio de Yellowknife, en Canadá, es rico en minas de diamantes. He aquí una de las más importantes, la de Diavik:



Como ustedes podrán comprender, la cosa empieza a parecerme como poco esotérica.

No me digan que el invento no resulta interesante.

Prueben, prueben ustedes. Y ya me cuentan.

10 comentarios:

Tropovski dijo...

[emoticono mirando fijamente y con asombro]

A veces me asustas. Y yo que creía que estas coincidencias tan raras sólo me pasaban a mí...

[emoticono-teniente risitas, riendo]

[emoticono mosqueado]

[emoticono mirando fijamente y con asombro]

Hautor dijo...

[emoticono deleuziano surfeando sobre una línea de fuga]

A veces la ciber-realidad supera a la ficción.

Tra-la-rí...

La-rá...

[emoticono tuno lanzando la pandereta]

Tucuman 846 dijo...

De nuevo serendipias y Google Earth unidos ¿dónde me llevarán mis coordenadas?

[Emoticono con los ojos rojos de tanto mirar la pantalla buscando su propia mira secreta]

hautor dijo...

Decidme, por favor, dónde os mandan lo hados cibernéticos. Soy el primer interesado en saberlo.

Nota matemática: si a alguien le salen valores por encima de 180 (que no admite el google earth), entonces debería tomar el resto hasta 360. Por ejemplo 23,234, debe introducirse en el earth como 23,126 (360-234=126).

Aquí estoy para resolver sus dudas.

Tucuman 846 dijo...

La Nada, el vacío en medio del mar, por encima de Groenlandia y muy cerquita del Polo Norte. Tanto en coordenadas este como oeste, obviamente.
:(

Tropovski dijo...

A mí como a Tucumán: releo los "Poemas árticos".

Buen viaje.

Un poco más lejos
termina la Tierra.

hautor dijo...

Bueno. No deseperéis. Supongo que ya sabéis que cada vez que os conectáis cambia la IP. Nada es definitivo. Además, el mar o el hielo no están tan mal.

Tropovski dijo...

Surfeando sobre un pliegue barroco, un pliegue de otro pliegue: hasta el infinito, sí, mi barroco amigo, mi barr(hoc)o hamigo, barr(horror)co, barr(horror-vacui)co, co-co... co-colega, ¿de dónde dices que sacaste estas setas? :S

Perdón por el delirio: sólo puede deberse, a lo sumo, a la salsa césar de la ensalada que acabo de tomar (y a que al fin me he sumergido en "El pliegue de Deleuze). A mí me gusta el ártico. Además, que si tú último poemario es "Acabado en diamante", el mío se titula "En los mares de ella" (de una diosa nórdica, por ejemplo, en un poema), así que sí, que me gusta.

A ver si vuelves pronto por la tierra, que te aguardo no con setas ni ensaladas, sino con ríos de cerveza (y tickets-premio para Calblanque) :D

raúl Q dijo...

tomo nota del experimento, puede ser alguna nueva forma de adivinación, cibermancia numérica o algo así...

hautor dijo...

Exactamente. Ésa es la idea, Raúl. Cada nueva conexión como una tirada de cartas (o de tabas). Y luego la aplicación de un simbolismo espacial, geográfico.